Todos rendidos a los pies de Kendrick Lamar

747

por leandro chico | @leanchico | mas notas del autor

Podríamos atribuir el éxito de Kendrick Lamar y el aval unánime de la crítica a su más reciente trabajo To Pimp a Butterfly a muchas razones pero, sin dudas, la de mayor peso es su enorme talento y su capacidad para incorporar al hip-hop distintos géneros musicales como el jazz y el funk sin que estos entren en conflicto con aquel y sin descuidar la lírica en sus composiciones.


Apenas fue editado, el mencionado disco fue adorado y celebrado desde todos los sectores, logrando calificaciones altísimas por parte de la elite de la industria y recibiendo calificativos tales como “obra maestra”. Sin dudas, estará dentro de los álbumes destacados de 2015 y quizás ocupe el primer lugar en más de una publicación de prestigio alrededor del mundo. En este material, Lamar se ocupa de tocar temas de su interés y darle pinceladas de arte a través de la exploración de sonidos de orígenes diversos. To Pimp a Butterfly es un viaje introspectivo y sorpresivo, porque captura la atención del escucha desde el primer track. No puede pasar inadvertido ni para los detractores del hip-hop.

Su antecesor, Good Kid, M.A.A.D City (2012), también fue un golazo en término de críticas favorables y gracias a él obtuvo cuatro nominaciones a los Grammy, incluido Álbum del Año. Pero con su último disco, el círculo parece cerrar para terminar de consagrar al artista hip-hop. A comienzos de año, la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Grabación de los Estados Unidos le entregó dos estatuillas (Mejor Performance de Rap y Mejor Canción Rap) a la primera canción que se conoció del trabajo, “i”, un anticipo de lo que iba a ocurrir una vez editado por completo este año. Por su parte, Bite A Beat la ubicó con justicia en su ranking de los mejores temas de 2014.

Teniendo todo esto en cuenta, nadie quiere perderse estar junto a él. Por eso, la artista pop del momento, Taylor Swift, lanzó recientemente el video de su single “Bad Blood”, que tiene a Kendrick Lamar como colaborador principal. La cantante reunió una lista de celebridades interminable para que participen del material audiovisual, entre las que se destacan Selena Gomez, Karlie Kloss, Jessica Alba, Lena Dunham, Ellie Goulding y Cindy Crawford. Dale play a la superproducción estelar que colocó la canción en el número 1 de la lista de éxitos de los Estados Unidos, lugar que ocupa en este preciso momento.

Otra que se deshizo en elogios hacia Kendrick Lamar fue Ellen DeGeneres. Esta semana lo recibió en su programa y por poco no le coloca una alfombra roja. Visiblemente entusiasmada con su invitado, la comediante y conductora destacó al artista como un ícono positivo y como un ejemplo de cómo salir del barrio limpio y con un objetivo de vida claro. Lamar asintió y dijo que eso significa mucho para él, ya que hay muchos chicos de su lugar de origen (Compton, California) “mirando la televisión y quiero ser una influencia positiva para ellos”.

La actuación del rapero en el show de Ellen fue integral: estuvo acompañado de una pareja de baile que seguía la canción y, como parte de la escena, un pintor que inmortalizó a los bailarines en vivo. Mirá quién se quedó con el cuadro y, si todavía no lo hiciste, dale una oportunidad a la música de este joven artista del hip-hop: