Qué opinan los críticos sobre ‘25’ de Adele

734

por leandro chico | @leanchico | mas notas del autor

La preparación para la salida del disco no pudo ser mejor: cuatro años de espera desde su exitoso álbum anterior, misterio sobre su contenido, mucha expectativa entre los fans y la prensa y la irrupción del single “Hello” adueñándose de los charts de popularidad alrededor del mundo. Con estos precedentes, Adele lanza hoy a la venta 25, su nuevo trabajo, y todos hablan de ello.


Para sumar más revuelo al regreso de la británica, en las últimas horas supimos que 25 no podrá escucharse en ningún servicio de streaming por el momento, aunque sí se encuentra disponible en las tiendas de descarga online. Por lo tanto, Spotify, Apple Music y otras plataformas similares no podrán medir el impacto del material entre sus usuarios, si bien mantienen en sus catálogos a 19 y 21, los discos previos de la diva pop.

Existe cierta explicación para la decisión, ya que Columbia Records entregará 3,6 millones de copias del álbum para su primera semana de ventas en los Estados Unidos. ¿La meta? Romper el récord que obtuvo NSYNC en 2000, cuando la boy band colocó 2.415.000 millones de unidades de No Strings Attached en siete días. Y, claramente, revalorizar la música en su soporte físico.

Mientras que las proyecciones comerciales son altísimas, veamos qué ocurre con la crítica especializada, que en los días previos al lanzamiento de 25 han dado su parecer y calificado a uno de los discos más esperados de los últimos años.

 

The Telegraph – 10/10

Lo primero que se puede decir es que nadie se sentirá decepcionado. Cubriendo gran parte del mismo terreno musical y emocional, ‘25’ está en un nivel de igualdad respecto a su predecesor. Lo que se sacrifica en crudeza juvenil lo compensa con madurez y clase. Adele Adkins se ha tomado su tiempo para su tercer álbum y esto se nota.

 

Entertainment Weekly – 9/10

En general, su música es la único de ella que está a la venta: incluso, las canciones en sí mismas se sienten secundarias frente a cómo las canta. Su voz es un monumento nacional, una novena maravilla; lo que ella decide envolver es transformado y apoderado. Si eso no es la definición de un talento que solo aparece una vez por generación, ¿qué es?

 

Billboard – 8/10

Adele, después de todo, no es nada excepto de buen gusto. En todo menos su destreza vocal, ella es rotundamente normal. Sus letras discurren en clichés, pero no son lo suficientemente torpes como para calificar de baratija; sus arreglos son enormes, aunque ordenados, prudentes (…) Ella es, se podría decir, bastante inglesa en ese sentido.

 

The New York Times – 7/10

El pop se mueve y muta, pero Adele no tanto. Titular sus discos con las diferentes edades de su vida no representa cambio radical alguno de un período a otro, sino que refuerza la marcha tranquilizadoramente lenta del tiempo. Su música es la fotografía secuencial de una calle muy transitada: se mueven piezas pequeñas, pero la estructura de la imagen completa se mantiene intacta.

 

The Guardian – 6/10

Es un disco que podría haber tenido más variedad, más del espíritu de un artista con el espacio y la libertad a los que te empujan haber vendido 30 millones de copias, al menos un poco. Como resultado, el gran problema de ‘25’ es que, en todos los sentidos, se queda a vivir en el pasado con demasiada fuerza.

 

NME – 6/10

No se puede evitar la sensación de que todo el asunto aquí es demasiado seguro. No se puede culpar al equipo de Adele por repetir una fórmula que se tradujo en 30 millones de discos vendidos pero esperamos un poco más de innovación en ’29’.