George Michael: momentos inolvidables de una carrera brillante

375
George Michael

por leandro chico | @leanchico | mas notas del autor

Éste ha sido un año realmente duro para la música, ya que nos obligó a despedir a personalidades tan legendarias cuanto queridas por el mundo entero: David Bowie, Glenn Frey, Maurice White, George Martin, Prince, Pete Burns, Leon Russell, Leonard Cohen.


La pérdida más reciente es la de George Michael, quien murió ayer a los 53 años en su residencia de Goring, Oxfordshire, Inglaterra, como consecuencia de una insuficiencia cardíaca.

Automáticamente, fans de todo el mundo reaccionaron con tristeza ante este nuevo golpe que nos da 2016, mientras que la colonia artística también alzaba su desconsuelo. Elton John, Madonna, Andrew Ridgeley (la otra pata del exitoso dúo Wham!), Brian May, Boy George, Duran Duran, James Corden, Sam Smith, Ricky Gervais, Liam Gallagher y Lisa Stansfield, entre otros, le dedicaron sentidas palabras a George Michael desde sus respectivas cuentas en redes sociales.

El destino quiso, irónicamente, que en su “última Navidad”, nos haya entregado su corazón, como dice su canción de 1984 “Last Christmas”, uno de los primeros éxitos de su carrera, cuando integraba Wham!

Tomando este súper clásico como punto de partida, repasamos los momentos más destacados del recorrido musical de George Michael.

Su primer single solista, “la” balada de los ‘80

Desde el debut en 1982, George y Andrew eran dos chicos carismáticos y divertidos que enloquecían al público europeo con un pop ligero, bailable. Hasta que publicaron su segundo álbum Make It Big, y las fronteras de alcance empezaron a desdibujarse: “Wake Me Up Before You Go-Go”, “Freedom” y “Everything She Wants” fueron hits instantáneos de un lado y del otro del Atlántico.

Sin embargo, “Careless Whisper”, también incluido en el disco, fue acreditado mayormente a George Michael como solista. La canción se convirtió en uno de los lentos más recordados de los ’80 gracias a una voz soñada ensamblada a la perfección con el icónico riff de saxo tocado por Steve Gregory. Quizás la canción más popular de toda su trayectoria.

Su placa más vendida

En 1987, después de cuatro años con Wham!, tenía sólo 24 años y su carrera parecía no tener techo. Publicó su álbum debut en solitario, Faith, un suceso descomunal por el que vendió más de 25 millones de copias alrededor del mundo y obtuvo certificación diamante en los Estados Unidos.

George ya era una de las caras más visibles de la era MTV pero con los videos de los singles “I Want Your Sex”, “Faith”, “Father Figure”, “One More Try”, “Monkey” y “Kissing a Fool” completó un círculo audiovisual que mezclaba sensualidad, carisma y provocación con la adicción funk/R&B del momento.

De este disco estelar, dale play a, tal vez, el mejor track que el cantautor británico haya compuesto alguna vez. Despojado y de espíritu jazzero, el artista demostraba que se puede ser un divo del pop sin menoscabar las emociones honestas.

Arte y libertad, a su modo

Listen Without Prejudice Vol. 1 (1990) fue producido por el mismo George Michael, quien a la vez proporcionó los arreglos y escribió el material casi completamente, por lo que se estableció como un trabajo de quiebre en su carrera. En ese entonces, el artista tenía muy en claro el camino que deseaba tomar.

Sin interés en ser una estrella del pop las 24 horas, el cantautor sintió la necesidad de seguir sus propios instintos y términos artísticos. En consecuencia, decidió que no aparecería en la portada del disco y ni en sus clips promocionales. Es por eso que en el icónico video de “Freedom! ‘90”, dirigido por el genial David Fincher, escogió a cinco supermodelos de la época para que hagan el playback en su lugar.

Todo terminó en una batalla legal entre el cantante y Sony, ya que aquel alegó que la disquera no había promocionado Listen Without Prejudice Vol. 1 como era debido como castigo porque había decidido relegar su estatus de símbolo sexual.

Justamente en 2016, y con las heridas sanadas entre el propio sello y el vocalista, el sello anunció la reedición conmemorativa de los 25 años del álbum, la publicación del MTV Unplugged por primera vez y la preparación de un film sobre este momento particular en la carrera de George Michael.

El dúo imbatible

Mientras estaba de gira, en 1991, George recibió en un concierto en el Wembley Arena de Londres a su amigo Elton John, para interpretar juntos “Don’t Let the Sun Go Down on Me”, registro editado a fines de ese año como single. La nueva versión logró mayor éxito que su original de 1974, al alcanzar el Nº1 en el Reino Unido, los Estados Unidos, Canadá, Francia, Italia y muchos países más.

Hermosa canción de la cosecha John-Taupin, este cover épico en vivo es, singularmente, uno de los temas más recordados de la carrera de George Michael, gracias a su popularidad y la gran difusión radial -al menos en Argentina- que conserva hace 25 años.

Nadie cantó a Freddie como él

En abril de 1992, se llevó a cabo el histórico concierto tributo a Freddie Mercury en el estadio de Wembley, del que George Michael participó junto a una larga listas de artistas que se unieron a celebrar la música de “La Reina”.

El cantante interpretó con los miembros restantes de Queen los temas de la banda “’39”, “These Are the Days of Our Lives” (a dúo con Lisa Stansfield) y “Somebody to Love”. Esta última versión, es considerada la mejor performance del recital, una de las mejores de la trayectoria de George y logró ser lanzada como single un año después. Un mérito que hubiera hecho feliz al propio Freddie.

El tributo a su gran amor

Older (1996) significó la vuelta al estudio del cantautor inglés luego de la batalla legal librada con Sony y del dolor que le provocó la muerte de su gran amor, Anselmo Feleppa, en 1993. El primer single del disco, “Jesus to a Child”, fue compuesto en honor a la relación que mantuvieron durante dos años.

El que ríe último...

Por la insinuación que un policía encubierto le hizo en un baño público de Beverly Hills y la intención manifiesta del artista de mantener relaciones sexuales allí mismo, George Michael fue arrestado. Más allá de haber sido condenado, de sentirse avergonzado y expuesto, el cantante aprovechó el incidente para hablar sobre su sexualidad públicamente por primera vez en una entrevista para la CNN en abril de 1998.

Pero el asunto no acabó allí: George creyó conveniente cerrar el tema con su arte y a su manera, como siempre lo hizo. Así nació su sarcástico single “Outside”, que se volvió un himno gay y fue viral gracias a su provocador video.

En el clip, todos dan rienda suelta a sus pasiones, se arma la disco en un baño y George de policía guía las coreografías. Simplemente genial.