Murió David Bowie, el hombre estrella que revolucionó el rock

607

por leandro chico | @leanchico | mas notas del autor

A pocas horas de celebrar su cumpleaños Nº 69 y de la salida de su 28º disco de estudio, murió David Bowie, el legendario cantautor inglés, luego de 18 meses de lucha contra el cáncer. En un comunicado de prensa publicado en las cuentas del músico en redes sociales, sus agentes explicaron que el fallecimiento fue ayer y que el artista británico partió en paz, rodeado de sus seres queridos. Además, pidieron respeto para sus familiares en estos momentos de dolor.


Así lo confirmaba su hijo, el director cinematográfico Duncan Jones:

La noticia sacudió y dejó perplejos a todos, quizás por la idea de tener al maestro tan presente, en actividad, con un maravilloso compendio de nuevas canciones que estábamos empezando a disfrutar y las imágenes de su último video, “Lazarus”, aún dando vueltas por nuestra cabeza.

Acostado en una cama de hospital, vendado y con ojos de botones, elevándose de allí por momentos, o dejando una nota antes de encerrarse en un clóset, Bowie nos canta al principio: “Búscame aquí, estoy en el cielo. Tengo cicatrices que no se pueden ver. Tengo drama que no puede ser robado. Todo el mundo me conoce ahora”. Y hacia el final de la canción, piensa, tiembla, escribe: “Oh, voy a ser libre, al igual que aquel pájaro azul. Oh, voy a ser libre. ¿No es eso como yo mismo?”.

Su despedida no pudo ser más artística.

Hablar sobre su rol fundamental en la música popular de la segunda mitad del siglo XX, su enorme influencia, su continua transformación a lo largo de su carrera, su rol vanguardista, puede sonar trillado y oportunista pero, sin dudas, no llega describir con justicia lo que significó y el legado que ha dejado desde los ’60 para las generaciones que vinieron detrás de él hasta hoy inclusive.

Estos son sólo algunos de los innumerables mensajes posteados en redes sociales por la comunidad artística.

Tony Visconti: “Siempre hizo lo que quería hacer. Y quería hacerlo a su manera y de la mejor manera. Su muerte no fue diferente a su vida: una obra de arte. Hizo Blackstar para nosotros, su regalo de despedida. Yo sabía desde hace un año que iba a ser así. Sin embargo, no estaba preparado para ello. Él era un hombre extraordinario, lleno de amor y de vida. Él siempre estará con nosotros. Por ahora, es apropiado llorar”.

The Rolling Stones: “Estamos en shock y profundamente tristes por la muerte de nuestro querido amigo David Bowie. Además de un ser humano maravilloso y amable, fue un artista extraordinario y un verdadero original”.

Iggy Pop: “La amistad de David era la luz de mi vida. Nunca conocí una persona tan brillante. Era lo mejor que hay”.

Paul McCartney: “David era una gran estrella y atesoro los momentos que pasamos juntos. Su música tuvo un papel fundamental en la historia musical británica y estoy orgulloso de pensar en la enorme influencia que ha tenido en personas de todo el mundo. Le envío mi más sentido pésame a su familia y siempre recordaré las grandes risas que compartimos a través de los años. Su estrella brillará en el cielo para siempre“.

Win Butler: “Demasiado triste para palabras. Adiós, amigo. Tantas lágrimas y tan afortunado de haber compartido el mismo sistema solar. Siempre te recordaré, luz blanca en llamas”.

Madonna: “Estoy devastada. ¡Este gran artista cambió mi vida! ¡Fue el primer concierto al que asistí, en Detroit! Q.E.P.D. Talentoso. Único. Genio. Cambió el juego. El hombre que cayó a la Tierra. ¡Su espíritu vive para siempre! ¡Tan afortunada de haberte conocido!”.

Gene Simmons: “David Bowie, te echaremos mucho de menos. ‘Changes’ y la historia de Ziggy en canciones fueron una gran influencia para mí”.

Kanye West: “David Bowie fue una de mis inspiraciones más imporantes. Tan valiente, tan creativo, nos dio magia para toda una vida. Rezo por sus amigos y familia”.

Como indican los músicos aquí citados, el Duque Blanco nos dio ARTE. Aquí recordamos apenas 10 de las muestras fundamentales de su legado, infinito e inconmensurable. Que en paz descanses, genio absoluto.