Los 30 Mejores Discos de 2014

1395

Bite A Beat seleccionó los mejores discos de 2014. Los que nos emocionaron, sorprendieron y que no pudimos parar de escuchar. Del puesto 30 al 1, recorré la lista y -quien sabe- te topes con más de una grata sorpresa. Para conocer las mejores canciones del año, hacé click acá.


30. Sharon Van Etten - "Are We There"

Sharon Van Etten - Are We There

Are We There despierta una emoción de estar en transición, como la propia Sharon Van Etten lo explica al hablar sobre el título del disco. Se la nota introspectiva y con una efectividad avasallante en este álbum asentado principalmente en baladas. “Your Love Is Killing Me” estremece y corta la respiración y, por momentos, todo se pone trágico aunque terriblemente honesto. Una bella canción descarnada tras otra es una invitación irresistible cuando los arreglos musicales son impecables, cuando la vocalista narra sus propias historias con verdad y cuando llegás al final para reírte un poco al escucharla cantar: “Te lavé los platos pero cago en tu baño”. No todo tiene que ser sombrío por lo visto. Leandro Chico.


29. Alvvays - "Alvvays"

Los canadienses más indie pop del año no sólo tienen uno de los discos más bellos y tiernos de 2014 sino que son una suerte de revelación para todos. Aunque se dificulta no asociarlos con el sonido de dos grandes bandas como Camera Obscura o Au Revoir Simone, los Alvvays nos dieron un discazo con mucha personalidad que sabe destacarse del resto, con letras afiladísimas y melodías afinadísimas. Valeria Cuéllar Figueroa.

Alvvays – Alvvays

28. Jamie T - "Carry on the Grudge"

Jamie T - Carry on the Grudge

Nuestro querido Jamie Treays regresó este año -luego de una ausencia de cinco años- con un tercer disco de estudio menos fresco y “rebelde” que los previos, pero tremendo de todas formas. El londinense maduró y ahora parece ver el vaso medio vacío de la vida. Carry on the Grudge es una montaña rusa de temas más profundos y reflexivos pero fáciles de digerir y mucho más fáciles de adorar. Valeria Cuéllar Figueroa.


27. Weezer - "Everything Will Be Alright in the End"

¡Viejos y peludos los Weezer! No podríamos estar más felices de que hayan retornado a sus hermosas raíces. Escuchar Everything Will Be Alright in the End es viajar nostálgicamente a los 90 y sentirse viejos pero felices. Este álbum es una suerte de gran redención para la banda y para Rivers Cuomo que vuelven y nos traen el disco más perfecto que podrían haber logrado hoy. Valeria Cuéllar Figueroa.

Weezer - Everything Will Be Alright in the End

26. Kelis - "Food"

Kelis – Food

Otro gran álbum de 2014 no apreciado lo suficiente que se arriesga a pasar por un abanico de ritmos y extasiar exitosamente al oyente. “Jerk Ribs” es la apertura perfecta para tal cometido. Kelis ya tienen un largo camino recorrido corriéndose con facilidad entre la música electrónica y el soul; sin embargo, Food sorprende por su producción, el alto nivel de canciones y la entrega vocal de la norteamericana, acompañado por coros angelados, como ocurre en “Runnin’” o por una armada en “Friday Fish Fry”. Todo parece orgánico en este trabajo, justamente elaborado por una chef profesional. Leandro Chico.


25. Beck - "Morning Phase"

Lanzado como una suerte de segunda parte del álbum de 2002 Sea Change, lo último de Beck es de esos discos que no necesitas escucharlo más de una vez para saber que va a estar entre tus favoritos del año, es sencillamente amor a primera vista o escucha. Es un viaje profundo y melancólico, cálido y gentil. La genialidad de este músico a veces se vuelve inconmensurable, con 12 discos en su haber y la aprobación indiscutida de todos, sale del lugar de comodidad y saca algo tan contundente e increíble como Morning Phase. Valeria Cuéllar Figueroa.

Beck - Morning Phase

24. FKA twigs - "LP1"

FKA twigs - LP1

Luego de dos EP, FKA twigs muestra con su álbum debut que nada sonó igual a ella este año. Ni se vio igual. Porque esta artista inglesa lanzó una batería de videos intrigantes y sensuales para acompañar su propuesta electrónica de vanguardia. Con una voz voluptuosa escondida detrás de versos susurrados a veces, agitados otras tantas, la cantante y bailarina viene a romper con los estándares de la diva pop de forma experimental, lanzada y, en ese sentido, no es curioso que haya sido un disco unánimemente aclamado. Da la impresión que tiene una visión integral de su arte y LP1 queda al descubierto como una pieza única y futurista frente a otras tantas que juegan a repetir fórmulas. Leandro Chico.


23. Future Islands - "Singles"

No siempre el indie pop y los sintetizadores vienen acompañados de voces suaves, tiernas y casi angelicales. A veces una voz fuerte, clásica, madura, casi ochentosa, como la de Samuel T. Herring, puede romper los cánones y enriquecer la música de formas desconocidas. El ritmo enérgico del cuarto disco de los Future Islands es superior a cualquier otra cosa que hayas podido escuchar en estos últimos años. Cuando está bien logrado, el pop puede ser increíblemente bello, como en Singles, cuyo espíritu te atrapa enseguida y para siempre. Valeria Cuéllar Figueroa.

Future Islands - Singles

22. Broken Bells - "After the Disco"

Broken Bells - After the Disco

La odisea rock-pop del año, con todo lo bueno que ello conlleva. Este álbum tiene detrás a los talentosísimos Brian Burton (con ustedes, Danger Mouse, a mi entender, el productor del año) y James Mercer (vocalista y guitarrista de The Shins), quienes entregaron su segundo trabajo de estudio juntos y no decepcionaron en lo absoluto. Las canciones pueden resultar ambiciosas pero son tan adictivas, con beats tan poderosos, junto a un atractivo arte de ciencia ficción, que fue imposible no reproducirlas una y otra vez en 2014. “Holding On for Life”, “After the Disco” y “Control” son hits instantáneos que podrían haber rotado masivamente por las radios de no tratarse de una banda indie. Leandro Chico.


21. Royal Blood - "Royal Blood"

Entre tanto indie y sintentizadores, a veces está bueno sacudir un poco las cabezas con un buen disco de rock. Con su álbum debut -y homónimo- la joven banda Royal Blood parece una suerte de mezcla de Muse y un Jack White amateur, pero lo que importa es que te invita a subir el volumen bien alto y a disfrutar de unas buenas guitarras y unos buenos riffs. La fórmula no es muy compleja pero funciona muy bien en este dúo británico. Valeria Cuéllar Figueroa.

Royal Blood - Royal Blood

20. La Roux - "Trouble in Paradise"

La espera valió la pena: queríamos volver a refrescarnos con el inigualable electropop de Elly Jackson y caminar por la calle tarareando sus canciones. Además, todos la vimos más adorable, más ganadora, sin perder esa esencia de misterio y desapego. “Kiss and Not Tell” parece encapsulada en los tempranos ’80 tomando de la mano a “Genius of Love” de Tom Tom Club, mientras que podés soñar despierto con la canción de amor “Paradise Is You” entre piano y sintetizador. Dance, disco, reggae, funk, synth-pop, La Roux pasea por todos géneros vertiginosamente pero nueve tracks quedan cortos para tamaña diversión. La sensualidad está servida en colores y deja latente el deseo por muchas copas más de esas. Leandro Chico.

La Roux - Trouble in Paradise

19. The Drums – "Encyclopedia"

The Drums – Encyclopedia

Después de tres años de ausencia, los neoyorkinos volvieron –en forma de dúo- con el disco más melancólico pero también el mejor logrado de su carrera. El sonido es sólido y la madurez de Pierce y Graham es obvia. Con el espíritu pop intacto, Encyclopedia te entristece, te enternece, te alegra. Es puro sentimiento y el regreso ideal para los fans que tanto ansiábamos esto. Valeria Cuéllar Figueroa.


18. Owen Pallett - "In Conflict"

¡Qué vivan las cuerdas! Colaborador de los Arcade Fire, el canadiense Owen Pallett hizo que nos enamoráramos de su violín, dulcemente enlazado con un set de música electrónica (cómo no, Brian Eno allí estuvo para aportar lo suyo) y con su voz testimonial -con falsettos apropiadamente adornados- en un disco que entusiasma por su complejidad musical y la belleza de sus canciones. Su maravilloso cuarto álbum de estudio y la nominación al Oscar a principios de año por la banda de sonido de Her hace que pidamos a gritos que el multiintrumentista siga trabajando en sus proyectos en solitario, a pesar de que lo siguen convocando una y otra vez por su enorme talento.  Leandro Chico.

Owen Pallett - In Conflict

17. Lykke Li - "I Never Learn"

Lykke Li - I Never Learn

La princesa sueca regresó con el corazón roto pero con un disco hermoso. I Never Learn es maravillosamente melancólico y oscuro y sus letras son de lo mejor de este año. A veces, tener el corazón estrujadísimo y casi agonizando puede sacar lo mejor de alguien para crear las canciones más profundas, esas de las que es imposible no verse afectado. Cuando el dolor es infinito, Li sabe qué hacer. Valeria Cuéllar Figueroa.


16. U2 - "Songs of Innocence"

Ellos revolucionaron hace rato las estructuras del pop-rock de masas y creo que no le deben nada a nadie. Con esto no quiero decir que hay que agradecer cada paso que den de aquí a la eternidad… pero más o menos. Songs of Innocence es un trabajo sólido, compuesto por grandes canciones y con el mejor Bono como intérprete vocal. Punto. Los que se rasgaron las vestiduras por el lanzamiento gratuito del álbum vía iTunes podrían recuperar esas energías escuchando los primeros dos tracks del álbum, dos climas absolutamente disímiles que muestran lo mejor de los irlandeses en este 2014. Esta no es la catarsis de un periodista despechado, es la apreciación de un material sin el sesgo caprichoso de los detractores. La música habla por ellos. Leandro Chico.

U2 - Songs of Innocence

15. Jack White - "Lazaretto"

Jack White – Lazaretto

El maestro White no se cansa de ser tan talentoso y creativamente libre. Lazaretto te propone un viaje de sonidos complejos, eclécticos e incluso desafiantes, que generan una atmósfera obsesivamente perfecta y avasallante, de esas que sólo un detallista como White sabe crear. Es un disco colorido donde no faltan las guitarras ni el folk ni el blues. Todo encaja perfecto en la mejor obra que el ex White Stripes nos dio como solista. Valeria Cuéllar Figueroa.


14. Wye Oak - "Shriek"

Uno de los grandes hallazgos indie pop del año. También subestimado pero llegó a este ranking para que les una oportunidad y lo agregues a tus favoritos. El dúo de Baltimore, Maryland, conformado por Andy Stack and Jenn Wasner produjeron un verdadero disco onírico en su sonido, con aportes vocales aterciopelados que invitar a volar por distintas atmósferas. La trilogía electropop “The Tower”, “Glory” y “Sick Talk” demuestra el gran potencial de hits que tiene Shriek y que son, junto a Future Islands, los esfuerzos más logrados del mismo palo este año. Subite a los sintetizadores de Wye Oak, no te vas a arrepentir. Leandro Chico.

Wye Oak – Shriek

13. The Pains of Being Pure at Heart - "Days of Abandon"

The Pains of Being Pure at Heart - Days of Abandon

Una suerte de flashback a los 80, a sonidos como los de The Cure o The Smiths, pero sin alejarse demasiado del indie influyente de Belle and Sebastian, Days of Abandon tiene las mejores melodías para soñar y teletransportarte a ese lugar de paz y felicidad que en la vida real no existe. El tercer disco de estudio de la banda de Brooklyn -cuna del indie de esta década- tiene todo: pop, sintetizadores, coros, guitarras, y una vibra especial que te desarma y te deja con ganas de más. Valeria Cuéllar Figueroa.


12. Paolo Nutini - "Caustic Love"

El cantautor escocés Paolo Nutini sí que puede matarte suavemente con su canción: Caustic Love es pura pasión de corazón soul que empieza con la funky Scream y sigue con una lista de 12 perlas para posicionarse como uno de los trabajos más valiosos del género de los últimos años. Su poderosa voz rememora a leyendas como Al Green o Joe Cocker, y la producción del disco al ya clásico Back In Black de Amy Winehouse. Hubo que esperar cinco años desde su trabajo anterior para que este talentoso artista volviera a entregar música -de altísima calidad por cierto- que, a mi entender, merece más atención de la que tiene en Argentina y América Latina. Leandro Chico.

Paolo Nutini - Caustic Love

11. Interpol - "El Pintor"

Interpol - El Pintor

Después de cuatro años de ausencia, mis neoyorkinos favoritos regresan por la puerta grande ya que su quinto álbum de estudio no pudo haber sido más felizmente logrado. El Pintor es sublime y, sin dudas, lo mejor de la banda en esta década. Como una suerte de acercamiento y de vuelta a sus comienzos, los sonidos fluyen de forma elegante, profunda, reflexiva a través de las composiciones de Banks, las guitarras de Kessler y la batería de Fogarino. Interpol es unas de mejores cosas que le pudo pasar el siglo XXI. Valeria Cuéllar Figueroa.


10. The Black Keys - "Turn Blue"

Ya el octavo álbum de la banda, el nombre clave aquí es Danger Mouse, quien merece una mención de honor este año por su prolífica contribución en proyectos musicales de distintas bandas. Turn Blue es atractivo por donde se lo escuche, es un producto rock-pop acabado y expansivo, con climas tan diversos como intensos. Cada elemento está cuidado, las voces, los coros, las guitarras, los giros psicodélicos y los matices soul, que hacen que el disco no aburra en lo más mínimo, a pesar de contener letras melancólicas y personales, como lo indica su título. Claro, Dan Auerbach se separó de su mujer durante las grabaciones y eso cerró el círculo, como el espiral que ilustra el arte de tapa del álbum. Leandro Chico.

The Black Keys - Turn Blue

09. Elbow - "The Take Off and Landing of Everything"

Elbow - The Take Off and Landing of Everything

Sonidos clásicos, familiares, letras sobre la vida, la muerte y el amor, todo confluye en el sexto disco de los británicos que lograron una obra íntima pero, a su vez, accesible cuya solidez integral la hacen una de las mejores propuestas de toda la carrera de Elbow. The Take Off and Landing of Everything sabe acercarnos al corazón y al alma de la banda y nos confirma que lo sencillo, si está bien logrado, también puede ser grandioso. Valeria Cuéllar Figueroa.


08. Lana Del Rey - "Ultraviolence"

Lana Del Rey provoca una tentación inexplicable y creo que sabe muy bien que su Estilo, así con mayúscula, le permitió capturar la adoración de todos. Plantó un sucesor de Born to Die digno de una carrera sólida, de una artista que tiene allanado el camino y que no necesita probar nada. Arreglos orquestales que emocionan, una producción impecable, sexualidad e ingenuidad, provocación y distancia, todo plasmado en una voz soñada, Ultraviolence entusiasma y posiciona a la cantautora como una de las más destacadas de su generación. Sí, es melancólica pero también adictiva, y nadie la puede parar. Leandro Chico.

Lana Del Rey – Ultraviolence

07. Alt-J - "This Is All Yours"

Alt-J - This Is All Yours

La complejidad y la locura -en el buen sentido, claro- se hacen carne en el último disco de los ingleses. Luego del éxito y la genialidad logrados con su álbum debut, An Awesome Wave, This Is All Yours cumple con las expectativas y más. Con un fuerte carácter introspectivo, de a ratos un tanto esotérico, es un disco brillante y sabiamente no convencional. Alt-J definitivamente rompe las reglas y su disco es un gran aporte a la música indie actual. Valeria Cuéllar Figueroa.


06. The Twilight Sad - "Nobody Wants to Be Here and Nobody Wants to Leave"

Desde que comienza la reproducción de este disco con la angustiante “There’s a Girl in the Corner”, existe una pulsación emotiva track tras track que desnuda la profundidad de esta banda escocesa de indie rock que, según parece, tiene una fuente inagotable de recursos a pesar de ser ya su cuarto álbum de estudio. El viaje es tan cohesivo y sentimental que crece en impacto en cada nueva escucha. ¿Será consecuencia de que las cosas no iban tan bien para la banda antes de ponerse a escribir estas canciones? La turbulencia les jugó a su favor a la hora de cristalizar su nueva música, definitivamente. “Puedo decir categóricamente estas no serán las últimas canciones que escriba. La idea de no hacerlo nunca más me aterra”, le aseguró el vocalista James Graham a The Skinny en octubre. Larga vida a este trío, Nobody Wants to Be Here… es un triunfo en todo sentido. Leandro Chico.

The Twilight Sad - Nobody Wants to Be Here and Nobody Wants to Leave

05. St. Vincent - "St. Vincent"

St. Vincent - St. Vincent

Desde que Annie Clark lanzó St. Vincent a comienzos de año, le pegó una cachetada a su propia carrera con el mejor trabajo que haya realizado. Áspero, divertido, amoroso, honesto, zigzagueante entre el rock y el pop con sello innovador, el álbum apareció como una revelación tanto para la crítica como para los oyentes y se instaló como una de las piezas más destacadas del año. Beats marchosos, guitarras impacientes, una voz tan amigable y distante al mismo tiempo, todos elementos que se conjugan en uno de los esfuerzos más originales del año con canciones sin desperdicio como “Prince Johnny”, “Severed Crossed Fingers” y “Digital Witness”. Leandro Chico.


04. Damon Albarn - "Everyday Robots"

Evidentemente, Damon Albarn solo produce material para que no dejemos de admirarlo. Porque Everyday Robots, el primer álbum en solitario de su extensa carrera, no se parece a nada de lo que haya hecho antes. Sin estridencias y con una larga lista de colaboradores que incluye a Brian Eno, el disco es bien personal y marca una ruta biográfica, que se comprueba en “Hollow Ponds”, pero se permite dar un paseo distendido con la adorable fácula “Mr. Tembo” luego de ingresar al campo de la soledad con “Lonely Press Play”. En vivo, toda la emotividad cobra sentido, como nos pasó a todos los que estuvimos en el Gran Rex este año para acompañar al frontman de Blur. Leandro Chico.

Damon Albarn - Everyday Robots

03. Real Estate - "Atlas"

Real Estate – Atlas

A diferencia de otros grandes discos de este año, el tercer álbum de los Real Estate es el mejor logrado a nivel integral, todos los tracks son parte importante e inamovible de un todo perfecto. Con melodías bellísimas y letras un tanto tristonas, Atlas cierra por donde lo escuches, Atlas te hace sentir parte, es ese sonido familiar con el que te sentís cómodo y del que nunca más te querés ir. Valeria Cuéllar Figueroa.


02. Wild Beasts - "Present Tense"

Un sueño indie pop infalible, elegante y cohesivo del que es imposible elegir una canción destacada. Cada track es indispensable para comprender el cometido de Present Tense: se puede ir a las profundidades y salir a la luz entre sintetizadores y guitarras envolventes no sin antes enamorarse del falsetto imperturbable de Hayden Thorpe, como ocurre en “Mecca”. Imprescindible. Leandro Chico.

Wild Beasts - Present Tense

01. The War on Drugs - "Lost in the Dream"

The War On Drugs - Lost in the Dream

Resulta difícil no caer en el lugar común de decir que Lost in the Dream es una bocanada de aire fresco para el indie rock actual. Pero es así, la banda de Filadelfia rompe las reglas, pero lo hace con sonidos simples y clásicos y, quizás, eso colabora con la grandeza del disco. Además, Granduciel saca de la manga unas letras hermosas y, junto a su banda, un álbum distinto, vivo, alejado de todo lo que suena hoy y, por eso, claramente el ideal para ser elegido como el mejor de 2014. Valeria Cuéllar Figueroa.