La revolución del clásico: Paul Simon edita un disco excitante

343

por leandro chico | @leanchico | mas notas del autor

Cuando el año ya ha arrojado trabajos destacados en manos de David Bowie, Radiohead, Beyoncé, Anohni y James Blake -sólo por mencionar a algunos artistas-, hoy ya se encuentra disponible el fascinante 13º álbum solista de uno de los músicos más influyentes del siglo XX: Paul Simon.


Popular desde su trabajo junto a Art Garfunkel en Simon & Garfunkel iniciado en los dorados ’60, el cantautor estadounidense nos vuelve a sorprender con su nuevo disco, Stranger to Stranger. Se trata de una obra tan sobresaliente como excitante, que desnuda su enorme capacidad creativa a través de un viaje sonoro sorprendente, divertido e inusitado.

Sucede que no es habitual que un genio de la música, a los 74 años, muestre “voracidad creativa” (se me vienen a la cabeza muchos ejemplos de otras leyendas de su generación detenidas en la zona de confort). Claro, esto resuena con mucho más orgullo cuando caemos en la cuenta de que este año hemos perdido a íconos que marcaron nuestras vidas por décadas.

Paul Simon sabía que aferrarse a los laureles no era suficiente: “Para que la gente escuche atentamente, tenés que hacer algo que realmente sea interesante, ya que ellos están dispuestos desde el vamos a que no lo sea”, declaró a Rolling Stone hace dos meses y, claramente, se salió con la suya.

Tracklist de Stranger to Stranger:

The Werewolf
Wristband
The Clock
Street Angel
Stranger to Stranger
In a Parade
Proof of Love
In the Garden of Edie
The Riverbank
Cool Papa Bell
Insomniac’s Lullaby

Stranger to Stranger cover

No es casual que este esfuerzo destacado vea la luz en 2016, cuando se cumplen 30 años de Graceland, su emblemático y aclamado disco que trajo al mainstream del rock una fusión de diversos géneros y una fuerte influencia de músicos sudafricanos. Ahora, para Stranger to Stranger, Simon colaboró con el productor y DJ italiano Clap! Clap!, que aportó el fuego electrónico a tracks como “The Werewolf”, “Street Angel” y “Wristband”, esa cuota de innovación que el creador de “The Sound of Silence” buscaba para su sólida propuesta como letrista.

Su voz cálida y atemporal entremezclada con una gama ecléctica de sonidos -que incorpora, en un mismo material, instrumentos de viento, percusiones, guitarras y sintetizadores-, determina que los clásicos pueden ser vanguardia si se lo proponen. Paul Simon lo sabe hace 50 años.

Estos son los cortes de difusión que, seguramente, te llevarán a querer escuchar el álbum por completo. ¡Dale play!