Hinds, las españolas que conquistan la escena indie mundial

771

por valeria cuéllar figueroa | @vale_cuellar | mas notas del autor

Carlotta Cosials (voz y guitarra), Ana García Perrote (voz y guitarra), Ade Martín (bajo) y Amber Grimbergen (batería) son Hinds. A puro garaje rock y lo-fi, son una de las bandas revelación de este año y una de las pocas formaciones de origen hispano que han logrado penetrar en el circuito indie de los Estados Unidos y el Reino Unido.


Deers, nombre original del grupo que debió pasar a llamarse Hinds a comienzos de este año por problemas legales, se formó en 2011 en Madrid solo como dúo. Pero fue recién en 2014, con su primer single “Demo” (con los tracks “Bamboo” y “Trippy Gum”), que cobraron relevancia cuando llamaron la atención de muchos periodistas especializados y de músicos importantes como Bobby Gillespie de Primal Scream y Patrick Carney de los Black Keys.

A partir de ese momento, tuvieron la posibilidad de tocar afuera de su país, llegando al Reino Unido y Alemania, en donde fueron soporte de The Libertines y The Vaccines, entre otras bandas de la escena indie. A finales de 2014, ya consolidadas como cuarteto, grabaron su segundo single “Barn” (que incluía “Castigadas en el Granero” y “Between Cans”) que también fue recibido de forma positiva por la crítica.

Ya en 2015 las Hinds comenzaron a tener mayor circulación con una gira a nivel mundial -que incluyó los Estados Unidos y festivales internacionales- y aparición en muchos medios de comunicación destacados, como la NME y Pitchfork. Este año también grabaron su álbum debut, que se titulará Leave Me Alone. Este LP saldrá a la venta el 8 de enero de 2016 a través del sello independiente Lucky Number y contará con 12 tracks, algunos ya conocidos como “Bamboo”, “Castigadas en el Granero” y “Chili Town”.

Hace un mes, las españolas volvieron a los Estados Unidos y pasaron por los estudios de la famosa radio de Seattle KEXP, donde grabaron un set de cuatro temas en vivo. La performance recién se entrenó la semana pasada. ¡Dale play!