El impensado fenómeno pop detrás de Mark Ronson

1570

por leandro chico | @leanchico | mas notas del autor

Si apelamos a la sinceridad, muy pocos tenían conocimiento de la carrera de Mark Ronson antes del éxito arrollador de “Uptown Funk”, esa canción bailable que, gracias a la colaboración vocal de Bruno Mars y su ritmo pegadizo, lo llevó a la cima de los charts mundiales desde finales del año pasado, lugar en el que se mantiene aún hoy.


Si bien es un experimentado productor que fue clave, por ejemplo, en colocar a Back to Black de Amy Winehouse como uno de los discos más relevantes de la década pasada, recién ahora está palpando la masividad en todo su sentido. Podemos decir que en su momento había ganado cierta popularidad gracias a su cover de “Valerie” (2007) de los Zutongs, aprovechando la mágica voz de Winehouse, pero nunca como con “Uptown Funk”, que por cierto es de su propia cosecha.

Acostumbrado a ver brillar a las estrellas que acompaña en producción (trabajó para álbumes de Lily Allen, Adele, Christina Aguilera, Robbie Williams, Kaiser Chiefs, Duran Duran y el mismísimo Paul McCartney, entre otros), ahora es su turno de estar en el centro de la escena. Para eso, aprovechó el lazo que lo une a Bruno Mars –uno de los artistas pop masculinos más populares y talentosos de los últimos años- luego de haber sido uno de los artífices del megahit “Locked Out of Heaven” y otros temas de Unorthodox Jukebox (2012). Como resultado, le pidió una “devolución de gentilezas” para ponerlo al frente del primer single del disco.

Todo salió tan redondo como impensado para el DJ y músico inglés: esta semana, “Uptown Funk” lidera el Hot 100 de Billboard en los Estados Unidos y los rankings del Reino Unido, Francia, Bélgica, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

Unos pocos días atrás, Mark Ronson y Bruno Mars se sentaron en el living del programa de Ellen DeGeneres para promocionar el disco y allí pudo verse la timidez de uno y la soltura del otro frente a cámara. Mars no tuvo reparos en decirle a su compañero, en vivo, que debía mostrar más entusiasmo al persuadir a los integrantes del público para que compren su disco. Ronson supo captar la humorada de su amigo, se sentó derecho y enfrentó a la audiencia contando de qué va su nuevo trabajo.

Un rato antes, ambos habían entregado una performance electrizante. Bruno Mars comenzó la actuación en la tribuna, bailando con el público, que siguió con actitud y sincronización la coreografía del cantante y su grupo, mientras que Mark Ronson se encargó de ejecutar la música. Como dice la canción: “¡No me creas, solo mirá!”

Por supuesto, Uptown Special no es solo “Uptown Funk”. Es su canción de mayor impacto comercial pero no es su mayor logro. En general, es un álbum pop con melodías retro que nos remontan al funk de los ‘70 o al disco-electropop de comienzos de los ‘80, según el caso.

El track de introducción y el de cierre tienen algo y alguien en común: el solo de armónica de Stevie Wonder. No es casual que la leyenda de 64 años este allí: el espíritu soul y funk del artista símbolo de Motown atraviesa todo el trabajo, lo sobrevuela, como un homenaje de Ronson a su música. El DJ confesó que Wonder es su cantautor favorito y, en ese sentido, está todo dicho.

Quienes aparecen en varias oportunidades son el líder y cantante de Tame Impala, Kevin Parker, y el vocalista de la banda electrónica Miike Snow, Andrew Wyatt, quienes imprimen su sello en las mejores canciones del álbum. “Summer Breaking” ofrece una fusión rock-latina a lo Carlos Santana con la voz etérea del australiano que invita a tomarse unos tragos refrescantes; “Daffodils” es una construcción del pop psicodélico que es marca registrada de Parker y el funk dance de Ronson con reminiscencias al Wonder de los ’70; la fugaz “Crack in the Pearl” funciona como la balada perfecta para Uptown Special, otra deuda al gran Stevie, inclusive en lo que a voces refiere; “Heavy and Rolling” es otro de los puntos altos, donde Ronson y Wyatt armaron en un solo track un compendio de todo lo que se puede escuchar en los casi 40 minutos que dura este trabajo discográfico.

No podemos dejar de mencionar a “Feel Right”, que es un tributo explícito a James Brown, y “I Can’t Lose”, que continúa con la fiesta de “Uptown Funk” llevándonos al electro-pop ochentoso, que enarbolaron las Pointer Sisters o Chaka Khan, pero esta vez con Keyone Starr como toda una diva soul-dance.

Puede ser que Uptown Special esté demasiado enfocado en el pasado pero lo reconstruye a su favor y nos trae sonidos familiares y siempre bienvenidos a la esfera del mainstream pop para sacudir un poco sus cimientos a fuerza de funk, soul y electropop. Un dato más: el novelista Michael Chabon fue otro de los grandes contribuyentes, en su caso, en lo que letras refiere. Celebridad de la literatura, el estadounidense recibió el Premio Pulitzer por Ficción en 2001 y no dudó en sumarse al proyecto de Mark Ronson.

Basta de palabras, aquí está el cuarto álbum de estudio del productor y músico, que fue editado el 13 de enero. Dale play a una de las grandes apuestas musicales de 2015.

Tracklist de Uptown Special

  1. “Uptown’s First Finale” (con Stevie Wonder y Andrew Wyatt)
  2. “Summer Breaking” (con Kevin Parker)
  3. “Feel Right” (con Mystikal)
  4. “Uptown Funk” (con Bruno Mars)
  5. “I Can’t Lose” (con Keyone Starr)
  6. “Daffodils” (con Kevin Parker)
  7. “Crack in the Pearl” (con Andrew Wyatt)
  8. “In Case of Fire” (con Jeff Bhasker)
  9. “Leaving Los Feliz” (con Kevin Parker)
  10. “Heavy and Rolling” (con Andrew Wyatt)
  11. “Crack in the Pearl, Pt. II” (con Stevie Wonder y Jeff Bhasker)
Uptown Special