Disney Pixar supera su propia genialidad con Intensa-Mente

3788

por leandro chico | @leanchico | mas notas del autor

Advertencia: la lectura del siguiente artículo no puede demorarte más de cinco minutos antes de que corras a la boletería del cine o que compres las entradas por internet para ver quizás la mayor creación de los Estudios Disney Pixar. Intensa-Mente (Inside Out) es tan brillante y conmovedora como lo fueron, especial y consecutivamente, Ratatouille (2007), WALL-E (2008), Up (2009) y Toy Story 3 (2010), todas películas ganadoras del Oscar a Mejor Film Animado y un precedente de éxito y talento del equipo creativo detrás de estas historias que nos han divertido y emocionado de igual manera. Pero va mucho más allá que sus antecesoras.


La razón principal es porque se animaron a meterse en el frondoso, complejo e inexplicable mundo de la mente humana. ¿Tan osados pueden ser? Sí, lo son, pero los resultados son sorprendentes: podemos asegurar que han masticado y procesado un producto impecable a partir de una idea extremadamente ambiciosa y desafiante; crearon personajes que son emociones y han dado espacio y sentido a lo que ocurre dentro de la cabeza de una persona, en este caso de una niña de 11 años.

Riley, de quien hablamos, es feliz, con una ideal relación con sus padres, amistades sostenidas durante toda su infancia, un deporte favorito que le ha dado muchas satisfacciones y recuerdos que sostienen su estabilidad emocional. El punto de conflicto llega a su vida cuando sus padres deciden mudarse de Minnesota a San Francisco: su mente vive una revolución y sus Emociones deben mantener el control de la situación.

En el Cuartel General de la mente de Riley se encuentran Alegría, Tristeza, Furia, Desagrado y Temor, los verdaderos protagonistas del film. Ellos son los grandes conductores: de la acciones de la historia para el espectador y de las acciones de la vida de la pequeña, que ahora se encuentra en problemas. ¿Pero qué pasa cuando las Emociones mismas se meten en líos y el descontrol se apodera del centro de operaciones? Inesperadas consecuencias que desde el público, por supuesto, celebramos.

Un personaje imposible de soslayar es el adorable Bing Bong, el amigo imaginario de Riley durante toda su infancia y que jugará un papel crucial en la historia, además de divertirnos y conectarnos con nuestra parte más colorida y aventurera. Eso sí, también preparen los pañuelos.

Además, hay momentos del film inolvidables y de gran creatividad, como cuando Alegría, Tristeza y Bing Bong se pierden en el “Pensamiento Abstracto” con consecuencias alocadas o las situaciones desopilantes que ocurren en el laberinto de la “Memoria a Largo Plazo”, “Imaginolandia” y en las “Producciones de Sueños”. Ah, no menos importante, también veremos actuar a las Emociones dentro de la mente de los padres de Riley.

La lamparita que encendió Intensa-Mente es la de Pete Docter, quien ya había probado que podía superar los límites de la imaginación con Monsters, Inc. (2001) y la ya mencionada Up, películas que también dirigió. En este último gran desarrollo, Docter volcó su experiencia al mudarse de niño y también la de su propia hija, quien mostró en su pre-adolescencia ser tan introvertida como él de joven. En consecuencia, comenzó a indagar sobre lo que ocurre en la mente y las emociones contenidas allí adentro, reclutó a Ronnie del Carmen como co-director y con la producción de Jonas Rivera, la colaboración de Meg LeFauve y Josh Cooley en el guión y la música compuesta por Michael Giacchino, arriesgó todo para llevar al cine una idea que en principio parecía atrevida y descabellada pero terminó siendo una síntesis maravillosa de aquello que nos imaginamos ocurre dentro nuestro pero que nunca nos atreveríamos a describir con palabras.

No es fácil que al espectador se le caiga la mandíbula, abra los ojos sorprendido, se ría genuinamente, llore en más de una escena y logre una identificación instantánea con una película como suele ocurrir con los productos de Disney Pixar (sí, me pasó todo eso). Y es ahí cuando nos preguntamos: ¿Cómo lo hacen una y otra vez? ¿Cómo logran una nueva idea descomunal y llevarla a la pantalla de manera tan magistral y para todo tipo de público? Para responder esto, deberíamos conocer cómo actúa el equipo creativo de Disney-Pixar, una usina de fantasías que buscar ser tan grande como la mente humana.