Alvvays, siempre Alvvays

2536
alvvays

por valeria cuéllar figueroa | @vale_cuellar | mas notas del autor

Ya estamos en 2015 pero el año que se acaba de ir nos dejó muchísimas cosas interesantes, discos nuevos, bandas nuevas, material realmente sorprendente y, por supuesto, no alcanza el tiempo para hablar de todo.


Sin embargo, no podemos dejar de mencionar a Alvvays (que se pronuncia como “always”), una joven banda canadiense, que este año sorprendió a muchos con su álbum debut y homónimo. Este disco fue de lo mejor de 2014 (ingresó en el ranking de Bite A Beat), mientras que el primer single “Archy, Marry Me” también estuvo en muchas listas de mejores tracks del año. Conocé este tema –pegadizo a más no poder- acá:

Con el espíritu indie a flor de piel, Molly Rankin (voz y guitarra), Kerri MacLellan (teclados), Alec O’Hanley (guitarra), Brian Murphy (bajo) y Phil MacIsaac (batería) formaron Alvvays allá por 2012. Telonearon a otras bandas del palo como The Pains of Being Pure at Heart y Peter Bjorn and John y fue recién en julio de 2014 que editaron su primer disco –producido por Chad VanGaalen- bajo los sellos Royal Mountain Records (en Canadá), Polyvinyl Records (en los Estados Unidos) y Transgressive Records (en Europa).

Con Alvvays (el álbum), la banda de Toronto alcanzó cierto nivel de popularidad y el cariño de muchos críticos que cayeron rendidos a los pies del disco más indie pop del año y, de alguna forma, demostró que no todo está dicho y que siempre pueden haber bandas y material que te sorprendan y asombren de la mejor manera posible.

Quizás, como mencionamos en la nota de los mejores discos del año, los Alvvays suenan un poco a otras bandas, como Camera Obscura o Au Revoir Simone, con voces femeninas terriblemente indie y tiernas. Pero hay una personalidad única en ellos, con melodías dulces, tímidas y sumamente adictivas y, personalmente, alegra que sigan surgiendo bandas que no sólo generan esas ganas de escucharlas una y otra vez, sino que también proponen un sonido especial que se mete en tu vida para quedarse para siempre.

Ahora, a darle play a la mini performance que la banda grabó en diciembre pasado en la conocida estación de radio de Seattle KEXP: